sábado, 20 de diciembre de 2014

El socialista Rivas cruzó a Binner en la inauguración de una Biblioteca en Avellaneda >

El socialista Rivas cruzó a Binner en la inauguración de una Biblioteca en Avellaneda

El diputado socialista Jorge Rivas, integrante del bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados nacional, cruzó esta tarde al titular del Partido Socialista y diputado del frente UNEN Hermes Binner, en un acto de reinaguración de una biblioteca popular en Gerli, partido de Avellaneda, que contó con la presencia del intendente local Jorge Ferraresi, del secretario de Relaciones parlamentarias del Gobierno nacional, Oscar González, y la concejal Maia Lata, quien hace unas semanas dejó el bloque del PS deBinner para pasar al Socialismo para la Victoria de Rivas.
En su discurso por la reinaguración de la Biblioteca Popular -que lleva el nombre del histórico dirigente socialista Del Valle Iberlucea- el diputado socialista Rivas expresó que "las bibliotecas populares no solo acercan gratuitamente los libros a los lectores, lo que de por sí las convertiría en indispensables. También pueden ser centros de sociabilidad para los barrios, sedes de la militancia social y de actividades culturales. Se que esta biblioteca lo es".
"Tradicionalmente -prosiguió Rivas- los socialistas hemos sido fundadores de bibliotecas. Libros para la clase trabajadora, en defensa de cuyos intereses militamos: esa es una de nuestras marcas, de la que estamos orgullosos. Nuestras bibliotecas son parte del camino de la justicia y de la libertad, del camino de la igualdad. Un camino que ahora estamos recorriendo junto a la mayoría del pueblo argentino, militando en el proyecto nacional, popular y democrático que encabeza la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner".
Y agregó: "Lo estamos haciendo así los socialistas genuinos. Hay otros que se proclaman socialistas, pero están instalados en un partido que no es más que una caricatura política: el que preside Hermes Bíner. Ellos son unos socialistas que creen en la mano invisible del mercado, que se alinean con los fondos buitre, y votan en el Congreso contra el pago soberano. Sospecho que ahora deben estar preocupados porque el gobierno de la mayor potencia capitalista del mundo debió capitular ante la resistencia del pueblo cubano".
"Por eso es que nos hemos unido en la Confederación Socialista todos los que estamos convencidos de que nuestro lugar hoy está en la militancia por este proceso de inclusión social, de ampliación de derechos y de integración latinoamericana que tanto nos ha permitido avanzar como sociedad en poco más de diez años", finalizó Rivas.

Discurso completo:

"Primero, quiero agradecer a los compañeros por invitarme, para poder participar junto a ustedes de este aniversario, en particular a la compañera concejal Máia Lata.
Sé que esta biblioteca estuvo clausurada durante la última dictadura cívico militar, y que está de nuevo abierta y activa desde principios de la década pasada. Por si hiciera falta, esos simples datos confirman que las minorías privilegiadas y autoritarias son enemigas de las bibliotecas, y que los auténticos movimientos populares son sus amigos.
Las bibliotecas populares no solo acercan gratuitamente los libros a los lectores, lo que de por sí las convertiría en indispensables. También pueden ser centros de sociabilidad para los barrios, sedes de la militancia social y de actividades culturales. Sé que esta biblioteca lo es.
Tradicionalmente, los socialistas hemos sido fundadores de bibliotecas. Libros para la clase trabajadora, en defensa de cuyos intereses militamos: esa es una de nuestras marcas, de la que estamos orgullosos. Nuestras bibliotecas son parte del camino de la justicia y de la libertad, del camino de la igualdad. Un camino que ahora estamos recorriendo junto a la mayoría del pueblo argentino, militando en el proyecto nacional, popular y democrático que encabeza la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Lo estamos haciendo así los socialistas genuinos. Hay otros que se proclaman socialistas, pero están instalados en un partido que no es más que una caricatura política: el que preside Hermes Bíner. Ellos son unos socialistas que creen en la mano invisible del mercado, que se alinean con los fondos buitre, y votan en el Congreso contra el pago soberano. Sospecho que ahora deben estar preocupados porque el gobierno de la mayor potencia capitalista del mundo debió capitular ante la resistencia del pueblo cubano.
Por eso es que nos hemos unido en la Confederación Socialista todos los que estamos convencidos de que nuestro lugar hoy está en la militancia por este proceso de inclusión social, de ampliación de derechos y de integración latinoamericana que tanto nos ha permitido avanzar como sociedad en poco más de diez años.
Tenemos por delante una etapa en la que se librará una decisiva contienda política y cultural. Las elecciones del año próximo van a decidir si seguimos adelante con el rumbo del proyecto popular, lo consolidamos y lo profundizamos, o si vuelven al poder aquellos que nos condujeron a la catástrofe social de 2001. No hay caminos intermedios. En la Argentina sucede lo mismo que en el conjunto de la región. En cada país con sus condiciones particulares, se enfrentan los mismos bloques: los movimientos populares que trabajan por el progreso social, por un lado, y las minorías que empujan hacia el capitalismo salvaje de décadas pasadas, por el otro.
Por último, en ese contexto, cada actividad militante cobra un enorme trascendencia, porque cada avance que hagamos, por pequeño que sea, nos acerca al objetivo que perseguimos con toda constancia. Tal vez no haya un lugar más indicado que éste para decir lo que acabo de decir: los compañeros que dedican su tiempo, su esfuerzo y sus conocimientos a llevar adelante esta biblioteca saben muy bien lo que significa cada una de esas palabras.

Nuevamente, muchas gracias".

TELAM - Socialismo para la Victoria en cable sobre comunas >

13:58
A tres años de su implementación, las comunas pujan con el ejecutivo porteño para hacer pie en los barrios

Las Comunas porteñas cumplieron tres años desde su puesta en vigencia el 10 de diciembre de 2011, pero sin embargo los comuneros de las fuerzas políticas opositoras en la Ciudad denuncian que el Ejecutivo que encabeza Mauricio Macri obtura y dificulta la transferencia de recursos y funciones hacia los gobiernos descentralizados.
"Después de tres años, el único saldo positivo es que se constituyeron la Juntas Comunales" señala, a modo de balance, el comunero del Frente para la Victoria Maximiliano Nenna, al mismo tiempo que acusa al macrismo de "mentir deliberadamente" sobre los avances de la descentralización.

El representante de la comuna 4 apuntó contra la Secretaría de Atención Ciudadana y Gestión Comunal, encargada del proceso de transferencia de competencias hacia las Comunas, como el organismo que, paradójicamente, "obstruye una y otra vez la puesta en marcha de los gobiernos comunales".

Según los comuneros opositores, la cartera a cargo de Eduardo Macchiavelli, un hombre del Jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta, centralizó las funciones que deben ejecutar las Comunas, a través del manejo del presupuesto.

Uno de los puntos críticos es que a los organismos descentralizados nunca fueron designados como jurisdicciones administrativas, lo que les impide ejecutar partidas presupuestarias.

En este sentido, Nenna señala que "sin presupuesto no hay funcionamiento institucional" y reitera que no se puede considerar que hoy las Comunas tengan funciones, dado que "las partidas siguen centralizadas en la secretaría de Macchiavelli, por lo tanto es el Ejecutivo el que aprueba o no la contratación de un servicio".

Desde el PRO, por el contrario, la mirada no es negativa. El comunero Diego Weck, a cargo del Área de Seguridad y Educación de la Comuna 4, aseguró a Télam que "lo importante es que la descentralización se ha puesto en marcha".

"Todos sabíamos que esto iba a llevar un tiempo, que difícilmente este proceso se iba a completar en una sola gestión, que no iba a ser de un día para el otro", evaluó Weck.

En diálogo con Télam, la militante de Socialistas para la Victoria y comunera en la Comuna 13 Julieta Costa Díaz evaluó que detrás de la supuesta búsqueda de eficiencia de estas medidas, "lo que buscan es vaciar las Comunas".

La comunera apunta que, además de Macchiavelli, quien está detrás de esta política es Rodríguez Larreta, para quien las Comunas "le sirven con un doble propósito, por un lado para hacer campaña y por el otro como una caja negra en la cual manejan recursos discrecionalmente".

"Están pensando la ciudad a partir de los negocios", señala Costa Díaz, al mismo tiempo que menciona a modo de ejemplo que "las Unidades de Atención Ciudadana nunca se implementaron, por lo que estas avanzadas contra la Ley de Comunas que en teoría son para hacer más eficientes a las Comunas, quedan a mitad de camino, en la informalidad".

En septiembre de este año, se conoció que el Jefe de Gobierno Mauricio Macri había firmado un decreto, el 251, mediante el cual proponía implementar en la Comunas una estructura interna de tipo gerencial.

De esta manera, se abría la posibilidad para que funcionarios designados por el Ejecutivo ocuparan cargos jerárquicos dentro de las Comunas, en detrimento de las tareas que deberían estar ocupando hoy los 105 comuneros.

En concreto, esta medida traza una parábola sobre el devenir de las Comunas, donde la voluntad del oficialismo porteño de generar modificaciones a una ley con carácter constitucional augura que, al igual que con el decreto 251, la suerte de los gobiernos descentralizados se definirá en los tribunales.

http://www.telam.com.ar/movil/notas/201412/89572-a-tres-anos-de-su-implementacion-las-comunas-pujan-con-el-ejecutivo-porteno-para-hacer-pie-en-los-barrios.html

lunes, 15 de diciembre de 2014

EL ECO DIGITAL > Mención a Jorge Rivas por Proyecto de Ley de Enfermería >

22.11.2014 | Interés GeneralVOLVER

Enfermeros debatieron sobre la normativa vigente y plantearon que su situación está en “emergencia”

Ayer, en el marco del Día de la Enfermería, profesionales que desarrollan esta tarea a diario en los centros asistenciales de salud de Tandil participaron de una jornada, en la biblioteca del Hospital Municipal “Ramón Santamarina”, en la que se debatió el proyecto de reforma de la Ley Nacional 24.004, impulsado por el diputado Jorge Rivas, del bloque del Frente para la Victoria.
  • Tamaño del Texto:
 Foto 1 de 2 
Allí, los licenciados Eduardo Arellano, Zulma Lovay, y Jorge Vieytes, coautores de la iniciativa que se debate en el Congreso de la Nación, explicaron que se apunta al derecho laboral y a la mejora de la calidad de vida de los trabajadores del sector.
Además, tanto a nivel local como en todo el país, los profesionales advirtieron que la situación de la enfermería –hoy por hoy- es de “emergencia”, con un importante déficit de recursos humanos por el escaso número de personas que eligen estudiar esta profesión.
Por ello, se invitó a los jóvenes a informarse y saber que dentro de la enfermería se pueden “hacer muchas cosas y si se llega a aprobar esta ley vamos a tener muchos más beneficios”, resaltó en el marco de la jornada el licenciado Claudio Angerami, enfermero de emergencia del Hospital “Ramón Santamarina”.
Acompañado por el licenciado Eduardo Arellano, coautor del proyecto de reforma, Angerami explicó a El Eco de Tandil que “el 21 de noviembre es el Día Nacional de la Enfermería y, como enfermeros, decidimos organizar una jornada y por qué no hacerla con enfermeros y para enfermeros. Por eso, invitamos a gente de la ciudad de Buenos Aires, los licenciados y coautores de la Ley Federal de Enfermería, que apoyamos, y quiero agradecer a la Secretaría de Salud, la dirección médica y a los distintos bloques de concejales que adhieren a la jornada”. 
Detalló que en el encuentro se trataron “la insalubridad en la enfermería, las leyes de asociaciones, las herramientas para formar una asociación de enfermería, y todo lo que concierne a la enfermería, ya sea los beneficios y derechos que –manifestó- como enfermeros nos merecemos a lo largo y a lo ancho de la Nación”.
En Tandil, especificó que “estamos con un déficit de enfermeros, por ejemplo, en la guardia del Hospital Ramón Santamarina, hace falta enfermeros, estamos haciendo jornadas de 16 horas por falta de gente, no sé porqué será, si por los bajos recursos o porque la gente no quiere entrar, pero hoy por hoy la situación de la enfermería está en emergencia”.
Advirtió que el Hospital de Niños “también está con este problema, el colectivo de enfermeros acá en el Hospital será de 100-120, así que estaríamos en un déficit de 20-25 enfermeros”.
“Por eso –resaltó Angerami-, la idea es concientizar más que nada a los estudiantes de enfermería y a los enfermeros que andan por afuera a que realmente sepan que en la enfermería se pueden hacer muchas cosas y si se llega a aprobar la ley vamos a tener muchos más beneficios, creo que esto es un trabajo de mediano y de largo plazo en el cual podamos solucionar este tema de enfermería que hoy estamos en emergencia”.

Los detalles del proyecto
Por su parte, el licenciado Eduardo Arellano explicó que “este proyecto de ley, que está actualmente en la Cámara de Diputados, tiene un elemento fundamental que es la declaración de insalubridad para la enfermería en todas las áreas asistenciales. En la actualidad, sólo se reconoce la insalubridad en sectores como lo son terapia intensiva, atención de pacientes psiquiátricos, emergencias, oncológicos”.
“Nosotros –señaló- después de un estudio muy importante que nos llevó muchos años, determinamos que la insalubridad, es decir, el riesgo hacia el trabajador de la enfermería, se da en todos los ámbitos. Si esta ley se aprueba, las enfermeras van a tener una jornada laboral de 6 horas, un régimen jubilatorio especial, como otros trabajadores que tienen la insalubridad, como por ejemplo recolectores de residuos o docentes, que se retiran incluso con el cien por cien del sueldo en actividad”, así como también “protección del embarazo de la lactancia y vacaciones profilácticas”.

El déficit de enfermeros
Resumió en este sentido que “éstas son mejoras en las condiciones laborales, como decía Claudio, es escaso el recurso de enfermería, en la Argentina hay 4 enfermeras cada 10 mil habitantes cuando por ejemplo Cuba o Canadá tienen entre 80 y 100. La relación entre enfermera y médico es de 5 médicos por cada enfermera cuando las disposiciones de la Organización Mundial de la Salud dicen que debería haber 4 enfermeras por cada médico”.
En consecuencia, remarcó que en Argentina “nos faltan aproximadamente 150 mil enfermeras para llegar a la mitad de lo que necesitaríamos. Por eso este proyecto de ley apunta al derecho laboral, a la mejora de la calidad de vida del trabajador de la enfermería para que la profesión sea atractiva a los jóvenes. Hoy no hay un incentivo, salvo la vocación y el servicio, para estudiar enfermería y generalmente los estudiantes dejan la carrera porque cuando ingresan a trabajar a un hospital el promedio salarial es de 2 mil pesos, y eso lo obliga al trabajador de la enfermería a tener dos o tres trabajos, genera un deterioro en su entorno familiar con horarios atípicos, trabajar en la Navidad, Año Nuevo, de noche, y sin reconocimiento como profesional”.

Las expectativas de la reforma
Consultado por la expectativa del proyecto, el licenciado Arellano recordó que “es presentado por el diputado Jorge Rivas, es una persona que se comprometió, él es diputado del Frente para la Victoria, que tiene mayoría en ambas cámaras, así que nosotros creemos que esto se va a dar, y lo que estamos haciendo hoy en Tandil es lo que estamos haciendo en todo el país porque visitamos a las provincias para que los compañeros se informen, que lo debatan, que lo apoyen, porque todas las leyes que salieron en los últimos años, salieron porque los interesados las apoyaron y se movilizaron, si nosotros no mostramos interés de que queremos esto, otro que no es enfermero no le va a importar”.
Por último, Angerami agregó que “la idea es, como dijo Eduardo de hacerlo a nivel nacional, presentar el proyecto a nivel municipal, o sea, en el Concejo Deliberante para que apoye la Ley Nacional de Enfermería y que se declare insalubre el trabajo de enfermería en la ciudad”

http://www.eleco.com.ar/noticias/Inter%C3%A9s-General/244873:4/Enfermeros-debatieron-sobre-la-normativa-vigente-y-plantearon-que-su-situacion-esta-en-emergencia-.html

EL PERIODISTA DE LA NACIÓN MARIANO OBARRIO SOBRE UN ENCUENTRO CON RIVAS >

MI GRATO REENCUENTRO CON JORGE RIVAS, UNA ANTIGUA FUENTE QUE AHORA ES UN CANTO A LA VIDA

La vida de periodistica te regala experiencias fuertes. Una de ellas pude vivir hoy, mejor dicho ayer. Ya son la 1.12 del domingo. Me tocó cubrir el acto de Cristina Kirchner y encontré luego de muchos años a una vieja fuente de información que frecuentaba en los años 90: el diputado socialista Jorge Rivas. Fue uno de los promotores del Frepaso y lo había dejado de ver con asiduidad cuando recalé en la Casa Rosada como acreditado del diario La Nacion.

Jorge había sido victima hace algunos años de un brutal asalto en Lomas de Zamora que lo dejó tetraplégico luego de un golpe cobarde y artero en su cabeza. Recuerdo que ese hecho de inseguridad me impresionó profundamente hasta el horror y me sigue conmoviendo. Me dio una terrible pena por ese hombre de excelente calidad humana. Hoy lo tenía frente a mí y no sabía si me iba a recordar.

El primer encuentro fue cuando lo trasladaban en su silla de ruedas hacia el Salón de las Mujeres de la Casa Rosada donde hablaría Cristina Kirchner por los 31 años de democracia. Lo crucé con la mirada y me miró fijo como si hubiera encontrado inesperadamente a un viejo conocido. Dentro de su expresión tiesa, su gesto fue de sorpresa, pero yo no sabía si acercarme porque no imaginaba hasta qué punto podría recordarme.

Quería saludarlo y así lo hice. “Hola Jorge -le dije, te acordás de mí?”. Una colaboradora de él me pidió que esperara un momenot y entonces sacó un tablero con todas las letras y otro colaborador le colocó una suerte de vincha plástica que en un extremo tenía un rayo laser rojo. Moviendo la cabeza levemente Rivas iba a contestarme señalando cada letra de la frase que quisiera construir. Entonces empezó: “No sólo me acuerdo de vos, sino que te puteo cuando te leo”. Por lo visto, su memoria estaba intacta y su militancia K es inalterable.

Algunas palabras no necesitaba terminarlas, porque su colaboradora y yo las adivinábamos al promediarlas, como por ejemplo “p…u…t…”, entonces yo le decía como acertando una adivinanza de niños: “Puteo”. Y le ahorraba el trabajo y él pasaba a la siguiente. Entonces le comenté muy amablemente que “tenía que contar lo que veía y la manera en que lo veía” y que comprendía que algunas cosas podían molestarle. Pero continuó. “T…e…..s….a….l….v…a …. t….u….m…u….”. Entonces yo lo ayudaba y le decía… “mujer”. Y el sonreía amigablemente.

Su comentario buscaba demostrarme que sabía muy bien quien era yo. Pero le actualicé entonces la información. “Pero ojo Jorge te cuento que… cómo hacemos?…. Ahora me separé… en marzo”. Me miró fijo y absorto. “Ya no me salva nadie”, le agregué. Luego de la sorpresa inicial ante la primera noticia, el chiste mío para aflojar la situación lo hizo reir con ganas, aunque silenciosamente. Su carcajada no emitía sonido, pero su expresión de felicidad y alegría por la broma eran evidentes y nos hicieron reir a todos con ganas.

En seguida lo tranquilicé. “Igualmente Jorge, sigo muy bien con Laura, nos llevamos muy bien y estamos siempre en contacto arreglando todo de la mejor manera y nos ayudamos”, le aclaré. No fuera a ser cosa que me tomara bronca por separarme de Laura Serra, que es periodista, acereditada de La Nacion en el Parlamento, y que cubre toda la actividad del Congreso en forma brillante: en eso tiene razón el compañero Rivas, que la conoce hace muchos años.

Dicho esto, en medio de su amplia sonrisa divertida, le pregunté a quién apoyaría como candidato a presidente para el 2015. “A quien apoyas el año que viene, Jorge, a Scioli, Randazzo, Urribarri?”, lo interrogué, sabiendo que lo pondría en un aprieto porque son todos peronistas y su condicion de socialista le haría difícil esa elección. Un juego de chicanas de viejos amigos. O de un periodista a su vieja fuente de información.

Entonces se hizo poner nuevamente el cabezal con el laser. “Soy…. un ….soldado … de ….Cristina… Y apoyaré a quien ella considere necesario, más allá de mis prefencias”. Era muy impresionante la velocidad del señalamiento con su marca lumínica roja brillante al desplazarse por el tablero de letras que sostenía su asistente.

Hablamos sobre algunas otras cosas y nos reímos de las cosas del momento. Cuando la conversación debió terminar porque tenía que atender algunos otros aspectos de la cobertura del acto, le dije dándole un apretón de manos. “Jorge, es un placer muy grande volver a verte. Estemos en contacto”.

Más allá de sus confesadas “puteadas” hacia mí persona y hacia lo que informo como periodista, me gratificó el alma verlo tan integro en su padecimiento y en su recuperación que es un canto a la vida. Y hacia la política, una actividad que el viejo militante socialista ama con intensa pasión.



Mención a Jorge Rivas en entrevista a la concejal Maia Lata >Medio: Nuevos Aires >


ENTREVISTA A LA CONCEJAL SOCIALISTA MAIA LATA

Por Hugo Vidal

La escuela primaria Nº 7 "Domingo F. Sarmiento" de Lanús, vio correr su infancia en los recreos. Luego fue el tiempo adolescente en la secundaria, allá en la Normal Nº 5 "Miguel Martín de Güemes", aquí cerca, en Barracas. En estos días que corren, agitados para ella seguramente, ambula entre sus tareas como legisladora local y sus exámenes en el Profesorado de Historia.

Sos muy joven, ¿dónde comenzó tu militancia política?

En el secundario participaba en el centro de estudiantes, pero mi militancia fue más barrial. Nací en Capital, me crié en Lanús y luego del divorcio de mis padres viví en Avellaneda, en Gerli. Ahora vivo sola pero sigo en Gerli.

La militancia la comencé a los 15 años, muy poco después fue la crisis del 2001, y ahí participé en las asambleas barriales. Con amigos juntábamos cosas para vender y poder ayudar en comedores de abuelos en Avellaneda. Con el tiempo ese grupo se disolvió y empecé a participar en la Biblioteca Enrique del Valle Iberlucea. Ahí conocí el Partido Socialista, que estaba en plena unificación entre el Democrático y el Popular. Si bien participaba en la biblioteca, mi labor era fichar libros y dar clases de apoyo. A la juventud aún no le daban mucha importancia.

¿Qué hecho o qué personaje de la historia te sirvió como punto de referencia, y fue determinante en tu inclinación ideológica?

Te puedo nombrar a Alfredo Palacios, quien buscaba dar derechos a quien no los tuviera. A mí lo que me llevó a la militancia fue la cuestión social, más que la política. Mi ideal era que haya una mejor distribución de la riqueza; con el tiempo, eso lo vi reflejado en dirigentes socialistas.

Perteneciendo al ideario socialista, describime las diferencias cotidianas entre lo que representa Hermes Binner y el proyecto político de la agrupación que vos integrás.

Consideramos que el partido que encabeza Binner ha abandonado los principios fundamentales del socialismo. Esos principios se expresan hoy en el espacio político que conduce el diputado nacionalJorge Rivas, y cuya posición respecto de las políticas adoptadas por el Frente para la Victoria, comparto y sostengo hace ya mucho tiempo. Desde que asumí como concejal, el partido nos pedía que seamos oposición y que votemos todo en contra. O sea, oponerse por oponerse, sin construir, sin proponer y hasta sin acompañar cuestiones que veíamos bien para Avellaneda. No nos pusimos de acuerdo. Vimos que el partido fue girando hacia la derecha. Me pareció que con todo eso no teníamos nada que ver. Por eso decidimos formalizar algo que ya veníamos aplicando en la práctica; disolvimos el bloque, y decidimos volver a trabajar con Jorge Rivas, a quien conocemos desde la militancia.

¿En qué momento o qué decisión política te llevó a encolumnarte detrás del proyecto que lidera el Frente para la Victoria?

Cuando empecé a ser concejal me di cuenta que todo no era oposición u oficialismo, sino que lo más importante era que con tu voto, lograras mejorar la calidad de vida de la gente. En el caso puntual de nuestro distrito, vimos en el intendente Jorge Ferraresi una gestión presente; observamos también, hablando con los vecinos, que no estaban en contra de las decisiones que iba tomando el Ejecutivo. Fue todo un proceso para nosotros; tomamos esta decisión, y encontramos en este espacio un lugar donde éramos escuchados y donde nuestras inquietudes se iban resolviendo.

¿Cómo llegaste a concejal de nuestra ciudad?

Tuve la posibilidad de ocupar un rol en el armado político de la juventud. El referente de la Juventud Socialistas, Andrés Lorusso, pidió un lugar para los jóvenes entre las listas. Fue un armado de la juventud. Conseguimos ser incluidos en Avellaneda.

Si te preguntara cuál es tu sueño máximo ¿Cuál sería la respuesta?

Qué pregunta difícil, es amplia. Te podría decir que haciendo política una pretende que sus acciones puedan incidir positivamente sobre la calidad de vida de los vecinos. Deseo que todos logren acceder a derechos, que no haya desigualdades en el país. Por otro lado, también voy a considerar un sueño cumplido el día que ejerza mi profesión; porque yo creo firmemente en lo que plantea Paulo Freire: "La Educación no cambia al mundo: cambia a las personas que van a cambiar el mundo."

Por medio de la educación y la política, espero seguir abriendo caminos.

Además de tu tarea en el Concejo Deliberante, participás en diferentes agrupaciones barriales que no son del partido que representás. Esto no es común, ¿cómo se explica ese hecho? y ¿qué sentís cuando lo hacés?

El hecho se explica simplemente en que soy concejal de todos los vecinos de Avellaneda, por eso ponemos la banca a disposición de todos; el eje común que nos une es el proyecto nacional. Estas agrupaciones tienen un trabajo barrial muy importante y nosotros aportamos nuestro granito de arena. Por ejemplo, trabajamos coordinadamente con la agrupación "24 once", de Sarandí. Apostamos a colaborar, haciendo de intermediarios entre vecinos y municipio. Creemos que el Concejo tiene que salir a la calle. Es una buena forma de brindarnos a los vecinos, participar en las agrupaciones que mencioné. Nuestro Partido forma parte de una Confederación que la integran diferentes organizaciones políticas.

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Rivas: "Hoy la dirigencia del Partido Socialista es cualquier cosa menos socialista" > Entrevista en Política Argentina >

EXCLUSIVO: Rivas: "Hoy la dirigencia del partido socialista es cualquier cosa, menos socialista"

Por Mariano Bruno

El diputado Nacional, Jorge Rivas, recibió a Política Argentina y mantuvo una extensa charla sobre su vida parlamentaria, sus proyectos presentados en la cámara baja, la actualidad política y el futuro del país de cara al 2015.

¿Qué va a pasar tras las elecciones del año que viene?

El 2015 va a ser un año muy importante para los argentinos, ya que en octubre van a confrontar dos grandes bloques políticos. Y del resultado de esa disputa va a depender que se profundice el proyecto de transformación que lidera Cristina Fernández de Kirchner o que se vuelvan a aplicar las políticas neoliberales que tanto daño les han hecho a nuestro país y a nuestro pueblo. De todas maneras, yo tengo confianza en la mayoría de nuestro pueblo, por lo que estoy seguro de que el actual modelo de desarrollo económico, inclusión social y expansión de derechos va a continuar después del 2015.

¿Cómo ve el partido al Partido Socialista?

Al Partido Socialista lo veo mal desde hace rato, y no veo indicios de mejoría. Hoy la dirigencia del partido socialista es cualquier cosa, menos socialista.

¿Cómo se gestó Socialismo para la victoria y como está el partido hoy?

Se comenzó a gestar a partir de que nos expulsaron del Partido Socialista (de Binner), y nos abocamos a la construcción de un Partido Socialista con fuerte arraigo nacional, popular y latinoamericanista. Así nació el Partido Socialista para la Victoria (PSpV). Ya tenemos reconocimiento jurídico en varias provincias, y estamos muy cerca de obtener ese reconocimiento en la ciudad y en la provincia de Buenos Aires. Además, integramos el Frente para la Victoria (FpV).

¿Qué convergencias encuentra entre el socialismo y el kirchnerismo?

Sin la etapa previa del kirchnerismo sería muy difícil avanzar hacia el socialismo. Y si bien en la última década se ha avanzado mucho en achicar la brecha entre los que menos y más tienen, todavía falta mucho. Por eso creo que la igualdad social debe estar al tope de nuestras asignaturas pendientes y por ende poner toda nuestra energía militante en lograrla.

La oposición ha acusado más de una vez que los votos en el Congreso están condicionados y que no es posible que alguien alineado al FPV voté en contra de un proyecto gestado en el ejecutivo. Usted votó en contra por ejemplo del proyecto de Universidad de la defensa. ¿Tuvo alguna repercusión su voto? ¿Por qué no está de acuerdo con el proyecto?

Si bien es natural que existan presiones en la actividad parlamentaria, siempre trabaje con libertad en el Congreso, y esa libertad no se alteró en lo más mínimo cuando ingresé al bloque de diputados del Frente para la Victoria. Si bien fueron casos muy excepcionales aquellos en lo que no voté junto a mi bloque, jamás he tenido ninguna represalia por esa actitud. En cuanto a mi voto negativo en el caso de la creación de la Universidad de la Defensa, fue entre otras cosas y a grandes rasgos, porque tengo la certeza de que esa universidad, tal como salió el proyecto, se contradice con la política en materia de defensa que se sigue desde el 2003. Estoy convencido de que en los tiempos modernos, la cuestión de la Defensa no puede limitarse exclusivamente a los militares. Por lo que la Universidad de la Defensa debe ser concebida, a mi juicio, como una universidad civil, a la que concurran militares, y no a la inversa.

¿Cómo ve el nuevo código procesal penal y el sistema carcelario?

La reforma del Código Procesal Penal Nacional es un paso adelante, ya que era imperioso abandonar el sistema inquisitivo, y reemplazarlo por otro acusatorio, como hace la reforma. Además, la reforma también va a redundar en una administración de justicia más ágil y transparente. En cuanto al sistema carcelario, sigue siendo una asignatura pendiente de la democracia transformarlo: las cárceles deben servir, tal como exige la ley, para resocializar a las personas privadas de libertad. Tienen que dejar de ser, como lo son hoy, depósitos de pobres.

¿Cuál es su postura ante los proyectos de baja de Sueldo de los legisladores?

Los sueldos deben ser acordes con la función que se cumple. Un buen parámetro podría ser comparar con otros legisladores de la región. Si lo hacés, vas a verificar que los legisladores argentinos son de los que menos cobran. Por eso yo pondría más fuerza en la posibilidad de revocar mandatos

La semana pasada presentó un proyecto para modificar la ley de alquileres. ¿Es posible garantizar una vivienda digna en su totalidad?

Es un proyecto de ley que busca abordar la problemática social del sector que carece de vivienda. Es un sector que ha crecido en forma exponencial, como producto de la aplicación de las reglas del libre mercado al suelo y a la vivienda, y de las insuficientes políticas públicas en materia de acceso a la vivienda digna.

¿En qué estado está hoy el proyecto de ley de enfermería presentado por usted?

El proyecto se encuentra en la Comisión de Salud, esperando tratamiento.

¿Cómo ve el Sistema de Salud en general?

Nunca se ha invertido nunca tanto en salud, particularmente en prevención, como en esta última década, pero sin duda es mucho lo que aún falta por mejorar.

Hace poco, la Provincia de la Pampa, entre otras, anunció que traerá Médicos de Cuba a través del programa "más médicos". ¿Por qué hay resistencia de médicos argentinos a reinstalarse en las provincias?

Por un lado, me parece que la decisión del gobierno pampeano es muy buena, ya que el programa cubano "Más Médicos" funciona realmente muy bien en varios países de la región. Y en cuanto a cuál es el porqué de la resistencia de los médicos argentinos a trasladarse al interior de las provincias de nuestro país, no tengo una respuesta exacta, pero supongo que esa resistencia se da por las difíciles y desventajosas condiciones laborales que deberían enfrentar en algunas zonas del interior.

¿Cuál es su posición respecto a la legalización del aborto?

Supongo que en algún momento se va a lograr sancionar la legalización del aborto. De hecho la conciencia social alrededor de cuál es la verdadera problemática que encierra este tema es cada vez mayor. En cuanto a mi posición al respecto, si bien reconozco que es un tema complejo, atravesado por varias aristas, es favorable a la legalización.

¿Hay control al respecto a los accesos públicos a discapacitados en la Ciudad de Buenos Aires? ¿Hay conciencia social respecto al trato hacia personas con discapacidad?

Desconozco si el gobierno de la ciudad ejerce algún tipo de control sobre los accesos para discapacitados. Si lo hace, lo realiza muy mal, ya que las rampas están cada vez peor. En cuanto a si hay conciencia social acerca de cómo tratar a las personas con discapacidad, en los últimos años ha crecido esa conciencia, tanto nacional, como internacionalmente.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Rivas en encuentro de Mujeres Socialistas para la Victoria>

Discurso del diputado nacional Jorge Rivas, dirigente del Socialismo para la Victoria, esta tarde en el encuentro de Mujeres Socialistas para la Victoria.
Fue en la Biblioteca Popular Sanchez Viamonte, local partidario de la calle Austria en la Ciudad de Buenos Aires. Participaron el secretario de Relaciones Parlamentarias del Gobierno Nacional, Oscar González, Fernanda Gigliani, concejala rosarina, la comunera porteña Julieta Costa Díaz, y Julia Sequeira, dirigente de Mujeres Socialistas, y demás compañeras de la Confederación Socialista.

Este es el texto:

"Primero, quiero agradecer a las compañeras que organizaron este encuentro, por la invitación.
"Todo me va a costar más porque soy mujer", dijo Cristina Fernández de Kirchner el día en que asumió la presidencia por primera vez, el 10 de diciembre de 2007. En esas palabras de la Presidenta se condensaba una larga historia, todavía inconclusa. El hecho mismo de que ella hubiera llegado adonde había llegado era una prueba de las batallas ganadas en la lucha de las mujeres por el pleno ejercicio de sus derechos. El costo al que aludía, por su parte, ponía en negro sobre blanco que por muchas y valiosas que sean las batallas ganadas en el plano legal, restan muchas por ganar, sobre todo en los planos de la discriminación y los prejuicios.
Es verdad que a las mujeres todo les ha costado más. Es que ellas han sostenido y sostienen una doble lucha: la que comparten con los varones contra las opresiones de clase, y la que llevan adelante para superar otra opresión, que atraviesa las clases y que ellas padecen en tanto mujeres. El formidable trabajo de esclarecimiento ideológico que la militancia de las mujeres ha realizado en los últimos años ha hecho que cada vez sean más los varones que comprenden sus reclamos y se suman a ellos. Pero el camino ha sido muy largo y muy áspero. Y todavía queda mucho por recorrer.
Si hablamos de participación activa en la vida política, el derecho de las mujeres al sufragio es una conquista que constituye una señal luminosa en la historia de la democracia. En la Argentina, constituyó un éxito relativamente tardío. En efecto, hubo que esperar hasta 1947 para que ellas accedieran a la posibilidad de votar, en un momento histórico en que una mujer, Eva Perón, ocupaba de hecho un lugar político central en la vida del país. Hubo que esperar hasta entonces, y no porque hubiera faltado determinación a las militantes, muchas de ellas socialistas, que pelearon desde fines del siglo diecinueve por el lugar que la sociedad patriarcal les negaba. Es que en esos años, el período de reformas del primer peronismo, así como sancionó derechos que los trabajadores reclamaban desde hacía mucho tiempo, también dio respuesta a la reivindicación sufragista de las mujeres, que a partir de entonces pudieron elegir y resultar elegidas.
Sin embargo, cuarenta años después de ese 1951 en que ellas votaron por primera vez, fue necesario que una ley, la de Cupo Femenino, obligara a todos los partidos a abrirles como mínimo el 30% de sus listas electorales. Años en los que sobraron golpes y dictaduras habían frenado transitoriamente los progresos legales de un movimiento que no obstante siguió su avance en la sociedad real, en todos los campos de su cultura. Fue así que la reforma constitucional de 1994 consagró "la garantía del pleno ejercicio de los derechos políticos mediante la igualdad real de oportunidades entre varones y mujeres". Durante la última década, más precisamente en 2009, la presencia de mujeres en ambas Cámaras del Congreso nacional llegó a superar el porcentaje mínimo que marca la ley para las candidaturas: 38,5 por ciento en diputados y 35,2 por ciento en el Senado.
Pero esta mayor participación en el Legislativo nacional, y el hecho fundamental de que por primera vez una mujer fuera elegida y reelegida para la presidencia no son, en modo alguno, las únicas expresiones del avance de las mujeres en nuestra vida pública que se ha producido en la última década. En efecto, dos grupos de mujeres que desempeñaron roles decisivos en la lucha por los derechos humanos, en la obtención de justicia para los crímenes de la última dictadura cívico militar, y en la reparación de algunos de los terribles males causados por ella, han recibido en esta década, oficialmente, la gratitud que el país les debe. Me refiero, por supuesto, a las Madres y a las Abuelas de Plaza de Mayo. Aunque resulte una obviedad, no quiero dejar de recordar que en la específica militancia de Madres y Abuelas, la condición femenina constituye una marca de nacimiento. Permítanme un breve paréntesis para celebrar la recuperación de un nieto más por parte de las Abuelas.
La militancia de las mujeres, que por supuesto no incluye solamente la reivindicación de sus derechos políticos, obtuvo en la última década otras victorias. En efecto, no me parece un hecho menor que se haya sancionado legalmente el derecho de las madres a darles su propio apellido a sus hijos, junto con, y aún antes que el del padre. Se trata, en este caso, de una reforma de alto valor simbólico, en la medida en que apunta al corazón de la subordinación de la mujer al varón en el ámbito de la familia como sujeto de derecho.
En el marco de la cuestión de género, pero en relación con un asunto verdaderamente dramático, reformamos hace dos años el Código Penal para incorporar la figura del femicidio como agravante en aquellos crímenes cuya víctima lo es por su condición de mujer. El reconocimiento legal de la violencia de género como un verdadero azote que sufren las mujeres de la más diversa condición, es otro paso adelante.
También lo es la sanción de la ley de Fertilización asistida, que garantiza a todos los ciudadanos, no ya solo a aquellos que puedan pagar sus elevados costos, el acceso a los tratamientos y procedimientos médicos necesarios para lograr la gestación de un hijo. Si bien no son las mujeres las beneficiarias exclusivas de la fertilización asistida, hay que decir que han sido ellas quienes han militado a favor de ley, que también ha sido llamada "del derecho a la maternidad". Varias organizaciones de mujeres trabajaron activamente a favor de esta reforma.
Más allá del inocultable mérito que les corresponde en todos estos logros a los gobiernos en que se ha encarnado el proyecto nacional, popular y democrático que constituye el kirchnerismo, es imposible minimizar el papel de la militancia de las mujeres en procura de avances en la propia condición. Los socialistas sabemos muy bien que los derechos de los de abajo se consiguen con la lucha de los de abajo.
Las mujeres, a quienes todo les cuesta más, según la frase de Cristina Fernández de Kirchner, siguen luchando, ampliando derechos y derribando prejuicios. Lo hace la Presidenta, o mejor, si ampliamos la mirada apenas a nuestros países hermanos y vecinos, lo hacen las Presidentas. Allí están Dilma Rousseff y Michelle Bachelet para dar testimonio de lo que se ha avanzado, y de todo lo que hay que poner para seguir avanzando. Pero sobre todo lo hace cada mujer, cada compañera que trabaja y milita por sus derechos, que pone su inteligencia y su esfuerzo, hoy como hace cien años, acercando esta sociedad a la sociedad futura.
Nuevamente, muchas gracias."

viernes, 5 de diciembre de 2014

Jorge Rivas en San Isidro contra la 'violencia institucional' >

Exposición del diputado nacional Jorge Rivas contra la 'violencia institucional', esta tarde en la sede del PJ de San Isidro, en el marco de las actividades que realiza Unidos y Organizados por este tema.
Bajo la organización de Unidad Socialista para la Victoria de San Isidro, Rivas participó del debate junto a la diputada nacional Teresa García, y a Mariano Ciafardini, profesor especialista en criminología.

Discurso completo de Jorge Rivas:
"Primero, quiero agradecer a todos los compañeros organizadores por la invitación, para mí es un gusto estar aquí, para reflexionar brevemente junto a ustedes sobre inseguridad, y violencia institucional.
La seguridad, en una sociedad democrática, es un derecho de todos. Un derecho que incluye un trabajo estable, una vivienda propia, educación y atención médica eficiente y gratuita, un futuro para los jóvenes, y, por supuesto, la tranquilidad para disfrutar de ese bienestar y del tiempo libre. Esa seguridad, que la sociedad argentina conoció en buena medida en épocas pasadas, ha sido poco menos que arrasada en los últimos cuarenta años.
Su versión en negativo, sin embargo, la llamada in-seguridad, parece referirse solamente al miedo a ser víctima de delitos contra la integridad física y la propiedad. Naturalmente, la protección por parte del Estado contra esos riesgos inevitables, en mayor o menor proporción, en todas las sociedades, forma parte del derecho a la seguridad a que me refería antes. Pero no la agota en absoluto.
Los grandes medios de comunicación de masas sostienen en su discurso ese modelo de inseguridad, que agitan todo el tiempo, interesadamente. Los medios, y muchos dirigentes políticos, irresponsables y sin escrúpulos. Todos quieren sacar partido del miedo que ellos mismos generan. Algunos, con meros fines electorales. Otros, porque saben que los ciudadanos asustados están más propensos a delegar cada vez más facultades en aquellos que falazmente se ofrecen para protegerlos del mal. Esa construcción de la inseguridad es, creo, la primera contribución a la violencia institucional.
Las estadísticas internacionales revelan con claridad que el problema del delito no es en nuestro país más grave que en la mayoría de los demás países de la región. Más aun, es menos grave. Pero no es la verdad lo que les importa a los propagandistas del miedo. De cualquier manera, hay que admitirlo, el problema existe, y el reclamo de vastos sectores de la sociedad es legítimo.
Lo que no es legítimo son las soluciones que propone el griterío de los actores que hemos señalado. Y tampoco es legítimo que finjan desconocer que si los factores que generan la expansión del delito son múltiples, el alto grado de desigualdad es reconocido como central por la totalidad de los criminólogos. Vale la pena decir que el concepto de desigualdad tampoco se agota en la pobreza, aunque la incluya. Se trata más bien de la dualización de la sociedad. En otras palabras, de la cruel convivencia entre la ostentación de lo que unos tienen de sobra, y la más elemental necesidad que padecen otros.
Lejos de dejarse amedrentar por la realidad, los activistas de la inseguridad pregonan, desde hace años, la necesidad de agravar las penas previstas por la ley, y el recorte de los derechos y garantías de las personas. Ya está suficientemente demostrado, no obstante, que el aumento de las penas no actúa como disuasivo, y en cualquier caso la ley se aplica después de que se ha cometido el delito, así que el castigo no sirve para evitarlo.
Todo ello no significa, de todos modos, que el aumento arbitrario de las penas no cumpla ninguna función. Claro que la cumple. Cumple una función de control social de los que menos tienen por parte de los que tienen más. Hace muchos años Alfredo Palacios advertía que el Código Penal solo se les aplica a los pobres. Más recientemente, el ministro de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni ha dicho que cada sistema penal se dirige a determinado enemigo, y que el enemigo en la Argentina son los jóvenes pobres. A ellos se quiere controlar. Y en efecto, son jóvenes y pobres la mayor parte de quienes pueblan las cárceles. Es con ellos que se desquita el miedo que ha sido generado por la agitación mediática de la inseguridad.
Suele proponerse, entonces, la mano dura de las fuerzas paradójicamente llamadas de Seguridad, y con ello se estimulan el abuso de poder, el gatillo fácil, los crímenes de represores armados contra ciudadanos y adolescentes indefensos. Crímenes que de ningún modo se justificarían si fueran cometidos contra culpables de graves delitos, pero que resultan particularmente horribles en la medida en que terminan con la vida de aquellos inocentes a los que las policías deberían precisamente proteger.
Los apóstoles de la mano dura, del meter bala a los delincuentes, quieren hacer retroceder la democracia hasta la negra época en la que las fuerzas de seguridad, militarizadas, participaban del gigantesco operativo de secuestro, tortura y desaparición del que fue víctima nuestro pueblo. A veces lo consiguen. Desde la restitución de las instituciones democráticas, miles de chicos, esos chicos pobres y carentes de protección para sus derechos a los que ya nos hemos referido, han sido asesinados, o, en el mejor de los casos, injustamente encarcelados por agentes de esas fuerzas, dotadas de una impunidad muy pocas veces vulnerada. La terrible historia de Luciano Arruga ha vuelto a sacudirnos recientemente.
De modo que no solo no se trata de aumentar las facultades y aun la discrecionalidad de las fuerzas policiales, sino, por el contrario, de subordinarlas realmente a los procedimientos democráticos. Esas fuerzas completan el cuadro de la violencia institucional: miedo, identificación de los presuntos culpables de ese miedo, y agentes del estado que acosan al enemigo elegido.
La reforma policial es una tarea, no por difícil menos necesaria, que nuestra democracia adeuda a la sociedad. En el estado en que se encuentran, no hay fuerza policial en el país que no forme parte del problema en lugar de formar parte de la solución. Las rebeliones del verano pasado exhibieron el espectáculo vergonzoso de corporaciones armadas que abandonaban impúdicamente sus obligaciones para plantear sus reclamos sectoriales con las armas en la mano, en un intolerable y peligroso acto de chantaje.
Pero esa reforma, está claro, debería formar parte de un plan integral de Seguridad, que incluyera respuestas para el concepto de inseguridad restringido, sin dejar de apuntar a la cuestión de fondo. La respuesta de fondo a la cuestión de fondo, debe ser entonces un conjunto de políticas de Estado, que tenga como ejes la inclusión y la drástica reducción de la desigualdad, tanto como la creación de los más amplios mecanismos de participación colectiva en la discusión acerca de los problemas, y en la búsqueda de soluciones. De lo contrario, la respuesta dominante no será otra, que el aumento de la violencia institucional.

Nuevamente, muchas gracias."

JORGE RIVAS EN BS AS HERALD > SESIÓN NUEVO CÓDIGO PROCESAL PENAL >

05/12/2014 Buenos AiresHerald - Nota - Nota de tapa Criminal Procedural Code reform becomes law

Opposition votes against bill amid complaints that Attorney General is granted more power Despite broad agreement about the value of switching from an inquisitorial to an adversarial legal system, partisan wrangling in the Lower House yesterday meant that the Victory Front (FpV) and its allies passed a wholesale reform to the Criminal Procedural Code (CPP) without opposition support late last night. Even though key members of the Radical party (UCR) agreed the current system is inefficient they were set to vote against the broad amendments in large parts due to the increased power that it grants the Attorney-General's office, currently under the leadership of Alejandra Gils Carbó. Despite winning Senate approval by a wide margin when she was appointed, the Attorney-General has become one of the opposition's preferred targets of criticism in the legal system. Buenos Aires City Mayor Mauricio Macri's PRO also said it would vote against the amendment, in part due to the increased powers it would grant the attorney-general. The new Criminal Procedural Code sets out the terms of a modernization of the rules governing criminal investigations, placing the onus on an expanded prosecution under the leadership of the Attorney-General. Lawmaker Graciela Giannettasio, representing the FpV caucus position as president of the Justice committee, promoted the reform as a "seeking a quick, oral, public and simple" criminal process that benefits victims and that would replace a current system that has failed to meet those objectives. The current system "is overwhelmed, doesn't meet the needs of the state or the citizen, doesn't favour the investigation or crimes nor the respect of human rights." The inquisitorial system, according Giannettasio, leads to the worst kind of "re-victimization, not knowing ever when the trial will be over, no participation in the investigation and the lack of oral hearings" and the lack of justice. The current system includes a hybrid system, in which both prosecutors and judges have a role in criminal investigations. At the provincial level the adversarial system has been in effect for years, with positive effects. Provincial jurists and academics streamed through the Senate to give their observations on the reform, some of which were incorporated as part of the 40 amendments to the text. In congressional hearings, Justice Minister Julio Alak noted that in Argentina an average criminal investigation and trial takes about eight years to complete and in Chile, which recently switched to an adversarial system, the average is about one year. Furthermore, the delays and inefficiencies in the current system mean that about 60 percent of those in the penitentiary system in the country have been charged but not indicted, a rate that is double the average in the region. Lawmaker Manuel Garrido of the UCR, a former prosecutor, agreed the current system "has inefficient investigations, the rights of the accused are not guaranteed, there isn't impartiality, the victim doesn't have a role and the system can't handle complex investigations." Still, his criticism was not enough to support the measure, focusing some of his criticism on the calls for the creation of about 1,650 positions within the Attorney-General's Office which amount to a 33 percent increase in staff. Expedited deportations As the case in the Senate, the UCR also rejected the language in article 35 of the reform, which establishes that deportation is applicable in cases in which foreigners (independently of their immigration status) are apprehended while committing crimes that have a maximum possible sentence of three years in jail. Foreigners who have their immigration papers in order can waive their trial and be offered the terms of "probation" like any other Argentine citizen, a path that is not open to those with a irregular migratory status. Leftist lawmaker Nicolás del Caño of the FIT seized on that measure to characterize the reform xenophobic and racist, while also taking a harsh line with an alternative proposal put forward by the PRO. Lawmaker Leonardo Grosso, of the Movimiento Evita group within the FpV, told the Herald that the amendment "is very good, as its resolves problems that have been demanded by the whole of the legal family. It provides for less discretion in the justice while also making it more democratic and more accessible. Nonetheless, we think that the the article concerning deportation or foreigners grants more discretionary power to the police and gives them a tool to discriminate against foreigners." Grosso confirmed that he would be voting in favour of the CPP but also formally registering his rejection of that part of the code. Joining him was FpV-Socialist Confederation lawmaker Jorge Rivas, who announced his support for the reform but added that he also found "flaws in the legislation, such as the case of Article 35. I have no doubt that in the future we will be able to amend a reform." The inclusion of these provisions in the new Code had come under fire not only from human rights groups but also Supreme Court Justice Eugenio Zaffaroni, who considered its inclusion improper as it is an issue that should be included in the Penal Code. Ahead of yesterday's vote both the PRO and Renewal Front (FR) introduced their own proposals and described them as better than the bill under debate. For the PRO, lawmaker Patricia Bullrich also launched criticism os of the congressional review of the bill. As president of the Criminal Legislation committee, Bullrich last week insisted that her committee should lead the debate. In the end the reform made it out of committee despite her complaints. Both the PRO and FR proposals take a tougher line against the Attorney General's office and the accused. Quorum clues Debate was delayed by the late arrival to the Lower House floor by a few FpV lawmakers and by the notorious absence of FpV lawmaker Martín Insaurralde. Insaurralde, who has been hinting at resuming his position as Mayor of Lomas de Zamora while taking a critical line of the government and publicly flirting with a switch to the Renewal Front, had said in the lead up to the vote that he wold be considering his vote with his advisers. No other FpV lawmaker had expressed such doubt about the CPP. Also missing from the floor when the rollcall was being taken was FpV lawmaker Dulce Granados, wife of tough on crime Buenos Aires prvoince Security Minister Alejandro Granados — and the entire opposition.
Herald staff

JORGE RIVAS EN TELAM > SESIÓN NUEVO CÓDIGO PROCESAL PENAL >

04/12/2014 Télam - Cable de Noticias

CODIGO PROCESAL PENAL-SESION Diputados ingresó en último tramo de debate de proyecto que crea Código Procesal Penal

Categoría: Política Caracteres: 1517 Redacción: Central Buenos Aires, 04 de diciembre (Télam) La Cámara de Diputados ingresó pasadas las 21,30 en el último tramo de la sesión en la que se debate la creación de un nuevo Código Procesal Penal, que sería convertida en ley en una votación que se realizaría aproximadamente a las 23. Tras los discursos de los representantes de los bloques, de los oradores individuales y de los autores de dictámenes comenzaron las intervenciones de cierre de los representantes de las bancadas con mayor cantidad de integrantes en la Cámara. Roy Cortina (FAP), Laura Alonso (PRO), Graciela Camaño (Frente Renovador), Mario Negri (UCR) y Juliana Di Tullio (Frente para la Victoria) serán los oradores del último tramo de la sesión que se inició a las 12,30. Entre los últimos discursos, el kirchnerista Jorge Rivas dijo que "lo que queda demostrado una vez más, con proyectos como el que estamos por aprobar, es que en nuestro país el monopolio de la iniciativa política lo sigue teniendo el oficialismo" "La oposición, en sus distintas variantes, intenta de manera recurrente esconder detrás de un falso reglamentarismo su enorme impotencia para generar propuestas superadoras", remarcó. Por su parte, la también oficialista Anabel Fernández Sagasti dijo que "este es un proyecto muy importante para ayudar a superar la crisis de deslegitimación del Poder Judicial". "Todas las leyes que sancionamos en los últimos 11 años tienen que ver con los cambios que buscan que haya una justicia cada vez más cercana al pueblo", aseveró la diputada mendocina de la agrupación La Cámpora.

TIEMPO ARGENTINO > RIVAS EN NOTA SOBRE APROBACIÓN DEL NUEVO CÓDIGO PROCESAL PENAL >

05/12/2014 Tiempo Argentino - Nota - Argentina - Pag. 8

Tras un debate de más de diez horas, fue aprobado por 130 votos afirmativos, 99 negativos y dos abstenciones Diputados convirtió en ley el nuevo Código Procesal Penal

La iniciativa del Poder Ejecutivo cambia el sistema inquisitivo por uno acusatorio. Y da un máximo de tres años para resolver sobre una causa. Fue intenso el cruce entre oficialistas y opositores. Felipe Yapur fyapur@tiempoargentino.com

La Argentina ya cuenta con un nuevo Código Procesal Penal (CPP) que abandona el anquilosado paradigma inquisitorio por uno acusatorio, mucho más transparente donde el fiscal investiga y el juez se dedica mediar entre las partes y decidir. Luego de una extensa reunión, el Frente para la Victoria (FPV) junto con los bloques aliados sancionó el proyecto con el respaldo de 130 diputados, 99 votaron en contra y sólo dos se abstuvieron. Como es costumbre ya en la Cámara baja, la oposición esperó que el FPV logre el quórum para habilitar la sesión. El oficialismo no tuvo problemas aunque es verdad que algunos de sus principales referentes mantuvieron el ceño fruncido porque hubo diputados que estuvieron distraídos y llegaron sobre la hora. El debate comenzó con el CPP a pesar de que el orden del día original tenía como primer tema la creación de la comisión bicameral investigadora de las maniobras fraudulentas detectadas en el banco HSBC. La oralidad, el paso al sistema acusatorio, la transparencia, la investigación del delito en manos de los fiscales y el rol de la víctima fueron los ejes que la presidenta de la comisión de Justicia, Graciela Giannettasio (FPV-Buenos Aires), utilizó en su discurso para justificar la necesidad de respaldar el proyecto. "El nuevo sistema procesal establece una nueva organización judicial y apunta a la celeridad, la oralidad, la publicidad y a simplificar los trámites", aseguró la legisladora. Además dijo que el código modernizado "utiliza de manera rigurosa el esquema de libertad y garantiza la vigencia de nuestros tratados internacionales". Giannettasio dijo que ya era tiempo de abandonar el actual código al que definió como el "peor proceso de revictimización" porque los que ingresan al sistema judicial "no saben nunca qué pasa con la investigación; no saben cuándo va a terminar el proceso; no participan de la investigación y no tiene oralidad que es vivir degradado y no tener justicia". La satisfacción por el paso del sistema inquisitivo al acusatorio fue el único punto en común entre oficialistas y opositores. No hubo más. Por caso, el radical Manuel Garrido definió primero al CPP como una "entelequia" para luego criticar "la inmediata designación de 1650 cargos en el Ministerio Público Fiscal (MPF)" y la imposibilidad de un control parlamentario. La designación de nuevos fiscales sirvió para que los radicales como Mario Negri y José Cano presagiaran que se trata de una virtual "colonización" de la justicia sin importar que no serán designados por el Ministerio Público Fiscal (MPF) sino por concursos. Cuando una sesión se extiende, el CPP consumió once horas, se produce el fenómeno de la reiteración de conceptos. La oposición no escapó a esa regla pero ante la insuficiencia de argumentos no dudó en criticar artículos que ya habían sido modificados incluso antes de que el proyecto llegase al recinto, como la conmoción social, o instalar otros temas, como hizo el radical Oscar Aguad quien anunció el fracaso de Vaca Muerta. Patricia Bullrich, en cambio, prefirió la futurología política y le auguró al CPP el mismo final que "la ley de autoamnistía" (del dictador Reinaldo) Bignone, la derogación. Esto provocó que el kirchnerista Jorge Rivas los calificara de "ilusionistas políticos más cerca de la magia que de la realidad". El bloque del Frente Renovador, con la consuetudinaria ausencia de su jefe Sergio Massa, también se opuso al proyecto oficial. Adrián Pérez se mostró incrédulo ante el nuevo rol que se le otorga a los fiscales porque, dijo, "creo en los fiscales que están en el territorio y no en Comodoro Py" y a modo de ejemplo citó a José Campagnoli. Esa reivindicación no la dejó pasar el kirchnerista Remo Carlotto, quien definió a Campagnoli como "un verdadero perseguidor de pibes pobres, una vergüenza para la democracia". Pablo Kosiner (FPV-Salta) aportó lo suyo al afirmar que el FR divide la sociedad en clase media y alta y "el resto son delincuentes, y de nosotros dicen que representamos a los Derechos Humanos de los delincuentes". El salteño los acusó de adherir a "la teoría fascista de (Cesare) Lombroso" como prueba del tipo de país que pretenden. También hubo momento para gritos y discusiones. Ocurrió cuando Araceli Ferreyra (FPV-Corrientes) negó que el proyecto busque garantizar la impunidad de los funcionarios del gobierno: "Nosotros queremos que se investigue a todos y que no se salven ni siquiera los ladrones de guante blanco como el señor Oscar Aguad." La macrista Laura Alonso intentó callarla a los gritos. Ferreyra no se amilanó y le dijo: "Espero que haya algún fiscal que investigue a Alonso por los cien mil dólares que su fundación recibió del fondo buitre de Paul Singer." El cierre del debate estuvo a cargo de Juliana Di Tullio. La presidenta del bloque del FPV le pidió a la oposición que abandone su costumbre de defender a las corporaciones y se animen a respaldar una ley que reclama la sociedad. Rechazó con vehemencia la acusación opositora que dice que con el CPP se pretende evitar la investigación de casos de corrupción de funcionarios del gobierno: "Les advierto que en las 4000 cuentas del HSBC hay un solo político que pertenece a una bancada que se la pasa denunciando corrupción", dijo a modo de nexo del tema que todavía debían debatir ya en la madrugada de este viernes. «

En contra "Lo único que se va a aplicar" a corto plazo "es el Anexo 2, que implica un incremento sustancial en la planta de funcionarios públicos designados." Dijo que responde "responde al nefasto esquema del Ministerio Público especular". Manuel Garrido - UCR / FAU

A favor "Todas las leyes que sancionamos en estos once años tienen que ver con los cambios que buscan que haya una justicia cada vez más cercana al pueblo. Este proyecto ayuda a superar la crisis de deslegitimación del Poder Judicial." A. Fernández Sagasti - FPV

legislatura: sin cambios Los diputados de la Ciudad de Buenos Aires designaron sus autoridades para el período legislativo 2015. Cristian Ritondo (PRO) fue reelecto como vicepresidente primero, coordinador y administrador de la Legislatura, al igual que sus pares Juan Carlos Dante Gullo (FPV) y Maximiliano Ferraro (UNEN), que continuarán en sus actuales puestos como vicepresidente segundo y tercero respectivamente. La decisión fue tomada por una mayoría de 54 votos sobre un total de 60. Los diputados capitalinos Alejandro Bodart (MST) y Marcelo Ramal (FIT) se abstuvieron, lo mismo que los legisladores que estaban postulados para dirigir los destinos del parlamento. Ritondo, que semanas atrás se lanzó como precandidato a jefe de Gobierno para suceder a Mauricio Macri en 2016, manejará un presupuesto de más de 600 millones de pesos para el próximo año. "Me enorgullece que la totalidad de los bloques haya reconocido, en el recinto, el trabajo realizado durante todos estos años al frente de la Vicepresidencia 2°", comentó por su parte Gullo. "Al igual que Ritondo y Ferraro, esta ratificación me motiva a actuar con más responsabilidad, más trabajo y por sobre todo con militancia y acercamiento con el pueblo de la ciudad de Buenos Aires", agregó el legislador.

Tirada: 5000
Difusión: 20000

jueves, 4 de diciembre de 2014

Diputado socialista Jorge Rivas sobre el nieto recuperado 116>

Diputado socialista Jorge Rivas sobre el nieto recuperado 116:

"Un nieto recuperado más, otro paso en el camino de la memoria, la verdad y la justicia, una nueva victoria de la militancia por los derechos humanos, de las Abuelas, del pueblo todo"

DISCURSO COMPLETO DEL DIPUTADO RIVAS EN APOYO DEL NUEVO CÓDIGO PROCESAL PENAL >



Señor Presidente:
                          El proyecto que tratamos hoy, y que ya obtuvo media sanción del Senado, es de vital importancia para el conjunto de nuestra sociedad. Se trata de una norma clave, tanto para la persecución de los delitos y su condena como también para el efectivo cumplimiento de las garantías constitucionales. 
El Código Procesal Penal es el cuerpo de normas que regula los procedimientos que deben seguirse para garantizar una imparcial administración de justicia. Dispone cómo y quiénes deben investigar, acusar, y juzgar un delito, además de garantizar los derechos constitucionales de víctimas y acusados, hasta la condena o la absolución. 
El proyecto de reforma que tenemos sobre nuestras bancas cambia el actual sistema inquisitivo por un modelo acusatorio, con el objeto de hacer más eficiente la persecución de los delitos y acortar los tiempos del proceso penal. Modifica las atribuciones de los jueces, les otorga nuevos roles a los fiscales, y establece la oralidad como característica central del proceso.
El proyecto parte de considerar que el Código vigente, al mantener al juez de instrucción a la cabeza de la investigación, le hace "asumir la distorsiva doble función de investigar y decidir respecto de los resultados de esa tarea". Y afirma, en consecuencia, que "dentro de ningún esquema moderno es racional habilitar un procedimiento tan contrario a la garantía de imparcialidad". Por eso el proyecto de reforma, si bien mantiene en el juez las facultades que le son propias, es decir que sigue siendo él quien adopta las resoluciones judiciales, y quien absuelve o condena, delega en cambio en el fiscal la conducción y la dirección de la investigación. De esta manera, deja instalado el sistema acusatorio. 

Además, el nuevo Código incorpora los principios de oralidad, publicidad, y "desformalización" de las decisiones: es que ningún proceso podrá durar más de tres años, y todas las decisiones serán orales y emitidas en audiencias públicas. Pero quiero detenerme en otro principio que también incorpora el Código: el de celeridad, que no solo responde a la necesidad objetiva de tener un Código Procesal Penal ágil para asegurar una adecuada administración de justicia en un tiempo razonable. Al recoger este principio, el código se hace cargo de una demanda que emana no solo del mundo del Derecho, sino del conjunto de la sociedad. 
Concretamente, el proyecto fija plazos más cortos que los vigentes hasta ahora para que una causa sea elevada a juicio oral. La instrucción de las causas no podrá durar más de un año, y el juicio oral deberá realizarse entre cinco y treinta días después de terminada la instrucción. Además, como reaseguro de cumplimiento, se prevén sanciones graves, tanto para fiscales como para jueces que no cumplan con los plazos perentorios exigidos. 
Estas son las razones generales que me llevan a votar favorablemente la media sanción del Senado. No comparto la totalidad del articulado del nuevo Código, pero soy consciente de que los tiempos políticos nos exigen que rápidamente hagamos ley este proyecto, más allá de los matices. Más allá también de los que humildemente considero defectos de técnica legislativa, como es el caso del artículo treinta y cinco. No dudo de que más adelante lo vamos a poder enmendar mediante una ley de reforma. 
Señor Presidente, en este bloque sabemos que el problema de la inseguridad no se resuelve con códigos, tal como sugieren irresponsablemente algunos ilusionistas opositores, más cerca de la magia que de la realidad. Pero también sabemos que tener códigos modernos, ágiles y rápidos, que aseguren una adecuada administración de justicia, y que contemplen la reparación a las víctimas, es una herramienta importante para dar respuesta al delito. 
Lo que queda demostrado una vez más, con proyectos como el que estamos por aprobar, es que en nuestro país el monopolio de la iniciativa política lo sigue teniendo el oficialismo. La oposición, en sus distintas variantes, intenta de manera recurrente esconder detrás de un falso reglamentarismo su enorme impotencia para generar propuestas superadoras. Sordos al "murmullo de las masas", como diría Antonio Gramsci, prefieren montar espectáculos teatrales en los que los actores representan, con minuciosa fidelidad, un guión escrito por las grandes corporaciones. 
Por último, este voto afirmativo obedece a la certeza de que el dictamen que estamos tratando ha cumplido con todas las formalidades que exige el trámite parlamentario, y a la seguridad de que vamos a sancionar una buena ley, que va a redundar en que tengamos una administración de Justicia más eficiente, más transparente, y más legítima.
Muchas gracias

--

Marcos Viancheto.
Prensa.

martes, 2 de diciembre de 2014

Jorge Rivas en Junín > Medio: Q Mundanos >

JORGE RIVAS
El diputado del Socialismo para la Victoria de campaña en Junín
"Hay que militar" para alinear a esa ciudad "con el proyecto nacional y popular que conduce la presidenta", señaló el sábado durante el cierre del "Primer Foro de Políticas para el Desarrollo Local".

Por Redacción

30/11/2014
En el acto respaldó al representante local de su espacio político, Socialismo para la Victoria, el concejal Juan Manuel Sequeira, y pidió a la militancia trabajar para alinear a la ciudad bonaerense con el gobierno nacional.

Rivas, leyó su discurso a través del sistema informático mediante el cual se comunica. Estos fueron sus conceptos más importantes:

"A fines del siglo XIX, cuando la ciudad de Buenos Aires acababa de convertirse en la Capital Federal de la República, bajo la jurisdicción directa del Presidente, se suscitó una extensa polémica en torno de las atribuciones y de las funciones que debía tener su municipalidad. Había quienes sostenían que el ámbito político estaba reservado al gobierno nacional y a los provinciales, mientras que el campo del gobierno comunal era lo meramente administrativo. 

En otras palabras, los ciudadanos existían para la Nación y para las provincias. Para el municipio solo había contribuyentes, o vecinos, personas calificadas por la propiedad y por la renta. Frente a ellos se levantó la voz de Domingo Sarmiento. La vida municipal, decía el sanjuanino, es primordial para la construcción de un orden político. El municipio no era, según él, un asunto de vecinos, sino de ciudadanos. Nosotros acordamos aquí con Sarmiento, aunque discrepemos en otras cuestiones. Todavía hoy, hay ciertos dirigentes porteños que harían bien en leerlo."

"Es que por más que se intente, no es posible despolitizar la gestión de una ciudad, grande, mediana o chica. No es posible pretender que ella está despojada de ideología. Aun los asuntos que se suponen más banales, y por lo tanto, entre comillas, más municipales, como la recolección de la basura, el estado de las calzadas o la iluminación pública, implican elecciones y decisiones políticas, cargadas de ideología. En cualquier caso se favorece o se perjudica a uno u otro sector social, a uno u otro barrio. Alguien recibe del Estado, y alguien paga. Se suma o se resta a un modelo de municipio."

"Resulta casi ocioso señalar que lo que acabo de decir cobra mayor evidencia si de lo que se habla es de salud, de educación, de transporte, de trabajo. Ninguna política que se adopte en ninguno de estos frentes estará dirigida a meros vecinos, que carecen de otro vínculo que el de tener su residencia en la misma localidad. Por el contrario, esas políticas afectan positiva o negativamente a trabajadores o a empresarios, a rentistas o a productores, a pobres o a ricos, a propietarios o a desposeídos. Como las políticas provinciales, como las nacionales."

"Se trata de una cuestión de escala, no de contenidos. Los que militamos por una sociedad igualitaria, justa, democrática, y alentamos un proyecto de esas características para el conjunto del país, seguramente vamos a hacer lo mismo cuando pensemos en nuestro municipio. Porque también en cada ciudad los problemas que se plantean ponen en juego la igualdad, la justicia, la democracia."

"Y también se trata de una cuestión de proximidad. Quienes ejercen el gobierno municipal están muy próximos a sus gobernados. A veces, conocen en persona a una alta proporción de ellos. Eso no les quita un gramo de contenido político a sus decisiones. Lo que hace es ponerles por delante, de un modo muy palpable, las necesidades colectivas. El poder político en su dimensión municipal, entonces, es el receptor más inmediato de la demanda social, el primero que la sopesa y que la evalúa, el primero que puede, y por lo tanto debe, elaborar respuestas para ella."

"Es por eso que creemos que las fuerzas políticas que disputan el poder en el terreno municipal están obligadas a escuchar muy atentamente a sus conciudadanos, a hacerse cargo de sus demandas, necesidades y aspiraciones, y a elaborar en consecuencia los programas políticos que respondan a ellas.

Esto significa, si le damos al asunto toda su dimensión política, no solo que empezamos a resolver lo más inmediato, sino que empezamos a construir políticas desde lo más reducido, en términos territoriales, hasta lo más amplio. Que el camino de lo general a lo particular, desde los grandes enunciados a las pequeñas decisiones, no es el único posible en política. Ni siquiera tal vez el más apropiado. Que, por el contrario, una buena práctica política municipal puede contribuir a construir políticas más amplias, de mayor alcance." 

http://www.qmundanos.com.ar/nota/2014-11-30-el-diputado-del-socialismo-para-la-victoria-de-campana-en-junin